jueves, 10 de enero de 2008

Un día cualquiera como hoy

Después de algunos años, un día cualquiera como hoy, Abril recibió una carta relatando una preciosa historia. No venia a cuento de nada en concreto, venia a cuento tan solo de un gran cariño, en resumen, venia a cuento de mucho:

"(Hola guapa! Una amiga mía me dijo que le explicase "lo nuestro" porqué sabe muchas cosas de mí pero aún tenía este tema pendiente. Bueno, yo se lo he explicado como he podido, y ya que hablo de ti, qué menos que tenerte al corriente, es más, te pego aquí lo que le he escrito por si hay que hacer alguna corrección. Un besito!)

Un día hace muchos años, seis o siete años, quizás, fui a una fiesta en el piso de la novia de un amigo, en la que solo lo conocía a él y un poquito a ella. Mi carácter extrovertido, y sobretodo, el bacardi con cola, hicieron que en poco tiempo fuese el rey de la pista (del comedor). Entonces observé (lo poco que dejaba observar la borrachera) a una chica que parecía fijarse un poco en mí, me acerqué a bailar con ella -lagunas fruto de la taja... hilo musical...- entonces, al finalizar la fiesta, muy osado yo, me despedí con un beso en los labios y me fui ( Humphrey S., me llaman, jeje).

No mucho tiempo después, recibí un mail de una chica misteriosa que picó mi curiosidad, entonces empezó un intercambio de mails hasta que descubrí de quién se trataba, y el juego del misterio, de la curiosidad y de picarme continuó hasta que quedamos. Debo reconocer que fue muy hábil, pues yo soy un vago tremendo para quedar, que incluso me viene a picar a casa una chica y no bajo, y ella me hizo ir hasta su ciudad! Sí, ahora me parece una nimiedad, pero en su día era una odisea. Bueno, pues estoy en su ciudad, se sube al coche para ayudarme a aparcar, que yo estaba más perdido que Massiel en una fiesta de abstemios, y luego fuimos a su piso a ver una peli. La peli duró unos 10 minutos, que fue lo que el roce tardó en hacernos ir a la cama. Aquí abro y cierro un paréntesis porque ya no se trata solo de mi intimidad y solo diré que estuvo muy bien, más ella que yo, que aún era un tierno corderito.

Hubo química, hablábamos mucho por teléfono, ella no pasaba un buen momento, y yo intenté servirle de apoyo siempre, dar algún consejo, pero sobretodo creo que la calmaba. Con todo esto, surgió el cariño, mucho cariño. Quedamos alguna vez más, hablamos mucho, pero también surgió el miedo a enamorarse, ella tenía asuntos amorosos pendientes, alguien tenía que volver a su vida... en fin, por h o por b, fue imposible intentarlo. Quizás fue mejor así, yo creo que no estaba preparado, y aunque fuese más maduro que los de mi edad, no era suficientemente maduro, y a lo mejor solo nos hubiéramos hecho daño. O no, o nos hubiéramos enamorado y sería todo felicidad, pero esa es la espinita que todo tenemos con alguien. Y bueno, yo estoy muy contento con la vida que tengo ahora, con el proceso que he seguido hasta llegar a esta situación de bienestar laboral, y cómo otro tipo de vivencias me han hecho madurar y crecer como persona. Así que supongo que no nos equivocamos, aunque tengo la certeza de que Abril hubiese sido una pareja excepcional. Es buena, es cariñosa, es inteligente, es trabajadora, tiene picardía, tiene sentido del humor, es pasional, le gusta bailar... Yo, pero en mujer. jajaja! Lo de la modestia es un asunto pendiente, pero lo voy mejorando.

Alguna vez, también hace ya mucho, nos hemos entrado saliendo por la noche y al vernos, nos hemos dado un abrazo que temblaban los cimientos de la disco. jeje! Es una chica especial. "

Pd: Dedico este post a toda esa gente que se cruza en mi vida, y que a lo largo de los años persiste en ella, y en especial y con mucho cariño al sr. Humphrey S. (autor de la misiva)

16 guiños:

Nima dijo...

cierto, cuantas personas se cruzan en nuestras vidas y "por no ser el momento" las dejamos escapar??

Quizá no hubiese sido nada, quizá si. Lo que está claro es que no tenía que ser.

Ara si.. a mi me mandan un mail como éste.. dejo a l@s otr@s, me voy a las vegas y me caso a la de ya!!

jaja... y yo porqué no me he enamorado de ti si eres una joya?? ya.. porqué te tengo muy vistaaa!!!

Besitos guapa

Humphrey S. dijo...

por historias cómo esta, vale la pena vivir, equivocarse, y seguir viviendo. Ojalá todos los "errores" que cometemos terminasen siendo así de gratos.
Quizás nunca sabremos si fue realmente un error seguir nuestras vidas cada uno por su lado, pero sabemos que nos tenemos, y eso basta.

Anónimo dijo...

Diu Paulho Coelho que no podem assegurar el nostre futur, només podem perdre el nostre present... Aquell present es va perdre, el van deixar passar, va ser un tren que deixava l'estació sense que ells hi haguessin pujat... Però el futur els va fer retrobar, en la distància, és igual, per evitar que la màgia d'aquell moment es perdés...
Sí, Humphrey, per la màgia de moments com aquest val la pena viure. I per conèixer persones especials, que passen per les nostres vides fent-nos una mica millors...

Nima dijo...

o més escèptics!

Abril dijo...

que tiernos nos estamos poniendo, eh???!!!!

anonim, qui ets? qui ets???

Muacks a todos

Àurea dijo...

Que nunca nos arrepintamos de una decisión tomada. Eso siempre y cuando en el momento de tomarla nos pareció que era lo más adecuado en aquel momento...
No hay sólo una persona para nosotros, no existe una media naranja únicamente...hay muchas medias naranjas, mucha gente con la que congeniamos y que podría ser esa persona especial...

Pero...qué razón tenéis, si no fuera por estos momentos, la vida no tendría nada de sentido....

Humphrey S. dijo...

Totalmente de acuerdo con las multi-medias naranjas. Pero como nosotros no sabremos si lo éramos, (probablemente sí), podemos idealizarnos de esta forma tan maravillosa.
Qué bonito es ver que no todo el mundo ha perdido el romanticismo, incluido un pendón como yo. Sí sí, un pendón, nobody is perfect ;-)

Abril dijo...

corroboro lo de pendón, es un gran pendón, cariñoso com el solo, pero gran pendón.... un encanto de pendón!!!!

Lila dijo...

Humphrey s.,... que interesante!!
Y que bonita historia no?? Y tambien poder contarla ahora y recordarla.
Pues, chico, no te conozco, pero encantada!!!

Besitos para Abril, que vales mucho!! Te quieren en todos lados eh?

lila dijo...

Por cierto, si el anonimo primero de la entrada anterior era yo!!! jejeje, es que soy un desastre!!`
pa que te voy a contar...

A ver cuando me bailas un tango!

Anónimo dijo...

sorprendente como en el año 2000 el mail estaba tan implatado????????????????, viva la tecnología.

Abril dijo...

anonimo????? y tu quien eres? jejeeje..

lila...te queremos así de desastre, y lo del Tango cuando quieras, pero me falta pareja ;)

Nima dijo...

yooooooooo!!!! espera q adelgace un poco y me pueda poner uno de esos vestidos apretujaos y el clavel en la boca.. y me apunto!

que lo argentino siempre me ha tirado mucho...

Abril dijo...

Nima...juajuajuajua....me ha encantado la imagen!!!

Carome dijo...

Bonita historia, aunque el final no se sepa si es triste o feliz.

Lo importante es tener historias en la vida, el error hubiese sido no vivir siquiera eso.

Abril dijo...

importante saber elegir lo que vale la pena vivir?

Que después de tanto tiempo alguien te dedique estas palabras.... feliz, seguro q el final, visto lo visto, para mi es feliz.

mua