martes, 23 de febrero de 2016

Se paró el reloj


Muro, Piedras, Ziiegel, Ladrillos, La Pared

Solíamos contar las horas.
Las restábamos como si se acercara un final.
En nuestro caso el final era el principio, justo dónde queríamos estar.
Esa fue nuestra elección.
Al final, lo que llegó, es que el reloj se paró.

viernes, 10 de julio de 2015

Espejos distorsionados

Siempre me han gustado los espejos. Muestran el reflejo de uno a través de la luz que incide en esa superficie. 
Existen espejos planos, curvos, cóncavos o convexos, así que la imagen reflejada también dependerá del tratamiento que haya tenido el espejo. Incluso su historia puede modificar la imagen que refleja. 
Un espejo viejo, que ha sufrido daños, tendrá golpes, manchas, grietas que se mezclaran con la imagen y ofrecerá un reflejo muy diferente a un espejo nuevo, limpio y brillante. Mirarse en uno u en otro puede marcar la diferencia. También existen espejos distorsionados. Algunos de ellos adelgazan, estilizan y muestran imágenes elegantes. Otros desfiguran, empequeñecen o muestran figuras grotescas, ridículas. A veces el reflejo puede mostrar un monstruo. También puede que el espejo muestre una parte solo: los ojos, la cara, la mitad del cuerpo o el cuerpo entero. Verse en alguno de ellos puede ser gracioso, divertido o  también incómodo y molesto, dependiendo de lo que veas y de las veces que te mires. No es lo mismo un momento puntual, verte por casualidad o intencionadamente, que verte cada día varias veces.
Quizá debamos plantearnos en qué espejos nos miramos y si lo que vemos es la imagen real de nosotros mismos.

viernes, 23 de enero de 2015

Necesito:

Volver a ser niña, dónde puedes recogerte en ti misma, hacerte bola, y dejar que el tiempo pase mientras unos brazos seguros y tiernos, te abrazan y te acarician el pelo hasta dormirte.
Volver a aprender que la seriedad no está reñida con el cariño y el humor.
Volver a mirar arriba y encontrar unos ojos que te miran, te observan.
Volver a sentir que siempre te cuidarán.

Te echaré mucho de menos tío.

jueves, 6 de noviembre de 2014

Decisiones

Se fue Octubre y ha llegado Noviembre y con él el frío y las lluvias. Los meses avanzan a una velocidad vertiginosa y el ritmo parece que no deja pensar con claridad. Podría decir que los últimos años han sido intensos, pero en realidad es mi vida la que he llevado a esos niveles de actividad frenético. No es el entorno, soy yo. Como me decía una amiga no hace mucho "tu locura e inquietud la disimulas muy bien, aparentas calma y serenidad." . Creer en algo es el camino, la ilusión es el motor
Ahora las cosas han cambiado, las decisiones, inquietudes, e ilusiones no repercuten solo en mi. La energía no es la misma. Las responsabilidades se han multiplicado. Y la soledad abre una grieta en el corazón. Sentir el abrazo del cariño que acompaña se vuelve imprescindible y falta. Las palabras de aliento, de ánimo que levantan al caído ya no están, quizá la vida quiere mostrar que en realidad no son tan necesarias como uno cree. Esta vez es diferente, todo es diferente. Pero quiero.
Quiero, y no se si debo. Siento mi interior dividido, bloqueado y que no puede avanzar. Y aún así quiero.


jueves, 23 de octubre de 2014

Positivismo

Veo en mis compañeros de facebook una cadena de positivismo que pretende que los nominados busquen 3 cosas del día que le han hecho felices hoy.
Nadie me ha nominado, pero el ejercicio reflexivo me ha llevado a esbozar una gran sonrisa por la cantidad de cosas que puedo nombrar sin haber terminado el día, así que, ahí van:

1- Despertar por la noche porqué tu hijo tiene tos y mocos y le cuesta dormir y darte cuenta de que es pronto y aún tienes muchas horas para dormir.
2- Ver a tu pareja vestirse con el traje para ir a trabajar y que él te mire con una sonrisa cómplice que sólo nosotros dos sabemos lo que significa.
3- Dejar a tu hijo en la guardería y que se abrace a ti con una sonrisa pícara y se haga el mimosón.
4- Hacer tu trabajo y ver cómo alguien que llega mal, triste y angustiado a la consulta se va tranquilo, estable y sonriente.
5- Cocinar unas lentejas y ver que han salido buenísimas y el peque se las come con ganas y pidiendo mas.
6- Que tu hijo no quiera echarse la siesta y termines haciendo una guerra de cosquillas con él en la cama grande riendo a carcajadas los dos.
7- Sacar a los perros a pasear, con música de fondo y tener ganas de bailar.
8- Sentarse delante del ordenador para poder escribir lo presente.

Esto, y seguro que mucho mas, porqué  queda toda la tarde por delante...

domingo, 19 de octubre de 2014

Cumpleaños

Con el tiempo se dio cuenta de que ÉL hizo que su vida fuera agradablemente imperfecta.

martes, 14 de octubre de 2014

Inicio

Llegué a ti a través de alguien especial. Me descubrió tu mundo y contigo otros mundos que me fascinaban, me trasladaban a otros espacios fantásticos. Eras desconocido para la gran mayoría de mi entorno, solo algunos pocos podían acceder a ti. Empezaste a ser una herramienta indispensable en mi vida, eras mi espacio, mi desahogo, mi armario mental. Eras mis atardeceres y mis noches. Eras mío.
Ha pasado el tiempo y tu sigues aquí, esperándome, sabes que te necesito. Pero las cosas han cambiado. Poco tiempo en el que poder encontrarse tranquilamente, sin prisas, ordenando las palabras, ordenando mi cabeza. Siempre acostumbraba a acompañarnos una banda sonora, diferente en cada caso, que se adaptaba al momento de forma perfecta.Tampoco hay tiempo para bandas sonoras.
Y temo, temo que puedas herir, dañar a alguien. Ya no eres tan invisible ni discreto. Aunque pensándolo bien, con el paso del tiempo quizá has vuelto donde empezaste, en la sombra.
Sin embargo sigues aquí y me perteneces. 
Si me sentía renovada después de pasar un rato juntos y me hacías creer de nuevo en ideales, este te aseguro que sería un buen momento para tomarnos (de nuevo) un café juntos. No veas como está el mundo.

miércoles, 19 de marzo de 2014

De él para ti

Por la paciencia que tienes cuando yo me impaciento.
Por acabar tan mojado como yo cuando me bañas.
Por tus juegos y sonrisas cuando yo estoy enfurruñado.
Por seguir buscándome aunque ya sabes dónde me he escondido.
Por no enfadarte cuando mis mocos acaban en tu traje.
Por dejar que te use de cojín cuando me cuesta dormir.
Por repetir mis balbuceos sin sentido una y otra vez.
Por crear un entorno en el que siempre esté acompañado con esos dos que a veces destrozan mis juguetes.
Por entenderme aunque no sepa explicarme.
Por ponerle voz a Tanguito e invitarme a hablar con él.
Por saber en que momentos necesito que me dejes solo, a mi aire.
Por no alterarte ni enfadarte con mis cabezonerías.
Por salir en mi búsqueda cuando echo a correr.
Por consolarme en las noches en las que no te dejo dormir.
Por escribirme un pedazo de mi aún cuando no se leer, para que cuando sepa hacerlo construya mi vida con los pasos de mi pasado.
Por los besos que me enseñas a dar mostrándome el ejemplo en mis mejillas, en la barriga e incluso en los pies.
Por mostrarme la magia de la luna, del mar, de los animales, la música y de la amistad.
Por dejar todo de lado para estar al mío.
Te quiero papá.




lunes, 17 de marzo de 2014

Con los ojos cerrados.

Ayer me acordé de ti y hablé de ti.
Apareciste por sorpresa desde lo más oscuro de mi ser.
Volví a llorar. 
Te hiciste indispensable para mi.
Sin sentir que había otra salida te seguí. 
Si con los ojos cerrados busqué dolor lo conseguí.
No es fácil aceptar que he perdido la jugada. 
Aunque te pedí que ahora no me abandonaras, me diste la lección de que no elegimos, a veces simplemente es el destino.
Voy recordando lo que soy, asumiendo que las cosas no suceden porqué si. 
Tengo que elegir otro camino.
No tengo claro si estoy mejor sin ti.
Ni si todo ha llegado a su fin.

martes, 4 de marzo de 2014

Aparentemente normal

Todo parece ir bien, todo es aparentemente normal. Todo marcha y parece que se avanza, sin saber muy bien el rumbo ni el destino final, eso quizá ya no tiene importancia. El día a día es lo que prima.
Y detrás de todo esta vida completa se extrae de su cuerpo y se observa: hay un mundo exterior y otro interior, demasiado íntimo y silenciado. Verse desde fuera reflejado por un espejo, por un interlocutor que da en el clavo o simplemente por el arte de observar y contemplar la escena, produce como mínimo una sensación de extrañeza. 


Hay una parte cerrada con llave que alberga miedos, inseguridades y desconfianza. Se siente vulnerable, frágil, mantiene cerrado un sufrimiento que por mucho que cicatrice no se olvida. Esa parte anclada en el pasado aparece creando barreras y muros altos, aislándose cada vez más. Paradójicamente no es lo que desea, solo intenta protegerse y es así como ha aprendido a hacerlo. Aparece con algunos cambio, sin avisar.


La otra parte, esa visible, sonríe, juega, salta, baila y disfruta del presente creando un futuro motivador. Esa parte descansa por las noches con la sonrisa de saberse acompañada, desconociendo la soledad. Es luchadora, valiente, segura y mantiene la serenidad. Puede ser irónica, juguetona, y sabe dejarse llevar. Esa es la que desea unificarlo todo.



jueves, 6 de febrero de 2014

A ti

Hace mucho tiempo que no te hablo, mucho que no te pienso, mucho que no te siento, pero sigues estando presente.
Te debía estas palabras, no me olvidé.
Sabes, te encontré. Si, al final te encontré.Lo conseguí. No como me hubiera gustado, pero si conseguí llegar dónde pude, lo más lejos que las circunstancias me han dejado.
Sabes, he estado muy cerca de ti. Te he visto. Te he mirado a los ojos.
Siempre estarás en mi, tu mirada, la mía y ahora  en otro más.
Ahora todo es diferente, todo ha cambiado y aunque no haya un final si podemos estar en paz. Salió bien. Lo que tenía que pasar pasó. Me siento orgullosa de ti y de mi. Un camino separado en un inicio. Un camino recorrido, difícil, largo y espeso, pero llegamos a un final. Ahora ya no depende de nosotras. Podríamos llegar más lejos, conocernos más, sentirnos más, siempre se puede hacer más. Con saber que estás cerca, que puedo hablarte, el resto, como siempre, será un regalo. No necesito mucho más.
Un abrazo 

Bienvenida (de nuevo)

He vuelto. O eso espero. De momento solo sé que estoy aquí. Lo hago por ti y por mi.
Feliz de estar aquí.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Quizás Navidad....



Quizás Navidad
(Miquel Martí i Pol)

Quizás Navidad es que todo el mundo se diga
a sí mismo y en voz muy baja el nombre
de cada cosa, masticando las palabras
con mucho cuidado, para percibir
todo el sabor, toda la consistencia.
Quizás es reposar los ojos en los objetos
cotidianos, para descubrir con sorpresa
que ni sabemos cómo son de tanto mirarlos.
Quizás es un sentimiento, una ternura
que se ampara de todo, quizás una sonrisa
inesperado en una esquina.
Y quizás es todo eso y, además, la fuerza
para retomar el camino de cada día
cuando el misterio se ha desvanecido, y todo
vuelve a ser triste, y lejano, y difícil.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Descubriendo gente




Tú, que apareces en un momento tan inesperado como adecuado.

Tú, que me inspiras cercanía, complicidad, confianza y familiaridad.

Que te acercaste a mí con ojos curiosos, serenos y una sonrisa cálida.

Tú, que me muestras poco a poco tu vida y me incluyes en ella.

Tú, que has llegado a mí, y vas entrando poco a poco.

Tú, que consigues que me apetezca contarte mi vida, recuperando un tiempo perdido en el que no te conocía.

A ti, que se que estás aquí leyendo pedazos de mi historia, quiero decirte que me apetece conocerte, escucharte, saber que hay detrás de las letras que escribes.

Quiero decirte que estoy aquí, quiero compartir tus proyectos, tus deseos, tus preocupaciones, tu día a día.

Compartimos más que una historia, que una búsqueda.

Compartimos deseos e ilusiones.

Ahora que has entrado, que has aparecido, no te vayas.

Por favor….no te vayas.

(A dos sorpresas muy gratas)

martes, 15 de noviembre de 2011

Dulce e inocente infancia

Abril tiene poco más de 7 años. Juega sola en su habitación. Dibuja, colorea con empeño sus fantasías. Inocente y absorta de un mundo cruel. Tiene lo que todo niño debe tener.

Abril a veces siente que ella debe dar más que el resto para que la quieran del todo. No sabe que el querer no tiene cantidad. Se siente querida, pero el más o menos lo respira al salir a la calle y pasear. Es observadora, sensible y tiene muchas ganas de aprender, por eso escucha y se pregunta todo lo que sucede a su alrededor. Es por eso que cuando recibe que a ella la quieren menos por ser adoptada, siente que debe hacer algo, algo más. Se pregunta si tiene la culpa, y aunque sabe que no, con rabia llora porque cree que si es menos querida tiene que hacer algo más para llegar a que la quieran como a los demás.

Abril no se imagina como llegará a marcar su vida lo que ahora queda grabado a fuego en su corazón. No se da cuenta de que lo que recibe de fuera condicionará su futuro, lo que vivirá.

Después lo entenderá, claro que podrá comprender, pero será tarde para borrar heridas añadidas innecesarias.

Abril ha tenido que luchar consigo misma para entender un mundo injusto y no atacar a los demás. A veces aun tiene que esforzarse para pensar que en el amor no hay medidas, está o no está. Ha aprendido y sigue aprendiendo, pero lo que abre una brecha en su infancia no lo olvidará. Por mucho que entienda, por mucho que aprenda, por mucho que luche, nunca lo olvidará.

Gracias Vodafone: