martes, 29 de enero de 2008

Amiga mía



Hoy les cuento la historia de alguien, amiga mía, a quien la angustia del echar de menos ensombrece sus días. Hoy les hablaré de la angustia que le nace en el corazón. De ese recogimiento del alma, de todo el interior, que se instala y no se muda. Y van pasando los días, y sigue apretando fuerte, ahogándole la voz… Y la veo sufrir, aunque intente reír. Se disfraza cada mañana con su traje de piel clara que lleva una sonrisa en la cara. Y sale de casa, intentando controlarse el nudo que amanece con su despertar. Y mira con mirada vacía, nostálgica, pero aún viva, la gente al pasar. Cree que en todo lo que vive no hay vuelta atrás, cree que su vida no se puede arreglar, se arrimó demasiado al escepticismo, y no se atreve ni a llorar. Demasiadas lágrimas ha soltado ya. Y se esconde de su propia melancolía, juega a despistarla durante el día, aquí y allá.
Dice que todo va bien, que la vida sigue, y todo pasa con el tiempo. Dice que tiene momentos como todos. Pero yo la veo persiguiendo su propio descontrol, la dejadez, el abandono.

Hoy les cuento la historia de alguien, amiga mía, que echa tanto de menos, que solo se le ocurre olvidar. Necesita fuerzas, necesita tranquilidad.

Hoy les cuento la historia de alguien, amiga mía, que aunque lo intente en el fondo sabe que nunca olvidará.

10 guiños:

VENUS dijo...

Que importante son las amigas: son ese hombro donde llorar, esa mano que te levanta cuando te hundes, esa sonrisa que te alegra en los momentos tristes. Son uno de los pilares de nuestra vida. Yo también he encontrado en Abril una amiga, y espero ayudarla en los momentos en que sus fuerzas decaigan y ser tan buena amiga como ella lo es con todo el mundo.
Todo mi planeta a tu disposición.

Carome dijo...

La única manera de dejar de echar de menos es tener algo que centre tu atención con mayor fuerza.

Es imposible dejar de echar de menos algo si el hueco dejado no se llena con algo, y no estoy hablando de sustituir uno por uno, sino de sustituir en qué empleabas el tiempo, el espacio o tus pensamientos.

Las personas no sustituyen a otras, porque no hay dos iguales. los momentos tampoco sustituyen a otros, porque nunca se solapan.

Pero las horas del día se pueden disfrutar de muchas maneras, sólo hay que arir un poco más los ojos y mirar donde antes no habías mirado.

C.

Anónimo dijo...

Tienes una gran amiga cuídala mucho, las personas que tienen esta sensibilidad hay que tratarlas con mucho cariño.
Le pondré faltas de asistenciaaaaaaaa
Venus, me quede corto con la descripción que hice de ti, además de Venus eres Marte, Júpiter, Saturno etc. y todas las diosas de la mitología.

Besitos
Don Pepito Grillo

Nima dijo...

preciosa entrada..
vaya

Abril dijo...

Uau...Tengo todo un planeta a mi disposición, gracias Venus!!

Carome estoy contigo, y me encanta que esté aqui.

Pepito Grillo, quien es la que tiene una gran amiga? si es a mi, lo sé, tengo much@ grandes amig@s... Los piropos a Venus, a su blog, jeje... y falta de asistencia????

nima.. que decir, que no sepas ya, estoy aqui, siempre a 4 puertas de ti!

muacks

Anónimo dijo...

Vaig viure clavada en la mateixa situació...al principi, la pena infinita...desprès tenir una vida molt intensa, però l'ànima clavada en la persona única... us haig de deixar...prometo tornar...

Gemma Delgado dijo...

ayyyy mi niña! no arrastres tanto los pies, empieza a levantarlos del suelo solo así podrás evitar las piedras que te encuentres en tu caminar. Sigo aquí y lo sabes, sin mucho tiempo, pero estoy.

un beso enorme!

Corazón dijo...

En el planeta de venus estaba la más bella flor, digo estaba, porque alguien la habia cortado. Esta flor era mágica toda ella, cuanto más la cortaban con más fuerza brotaba.

Un jardinero que inteta cuidarte.

Abril dijo...

Gemma, no soy yo la que arrastra los pies, mis pies bailan, saltan y caminan con orgullo (amiga mía)... tu ya me entiendes!!!
Sé que estás, preciosa!

jardinero, veo que entiendes mucho de la mágia de las flores...y es que igual que el sol son imprescindibles: son alegrís, son vida!

muacks, muacks, muacks

Nima dijo...

yo creo que tu amiga tiene mucha suerte de andar a tu lado.. aunque no se cambie de ropa en 3 días!!!!!