viernes, 22 de febrero de 2008

Un mes



Había pasado un mes des de la última visita. Un mes podía ser poco, o podía ser mucho. Abril empezaba a tener, en su corazón, una ansiedad demasiado elevada. Ansiedad que salía cuando menos se lo esperaba, y de la forma que quería, sin respetarla, sin tenerla en cuenta...era una buena ansiedad, hacía con ella lo que le daba la gana. Empezaba a estar ausente, se perdía en sus propios y desconocidos pensamientos.
Seguía fantaseando algunas veces, soñando otras, pero siempre esperando.
Empezaba a cabrearse con la espera: -Mierrrda, Abril, porqué no llamas tu!- pensaba.
Un mes...puede ser mucho, puede ser poco.... -Llama ya! Sé valiente!- se decía.

Su entorno le preguntaba: -Abril, sabes algo?, -Abril, porqué no llamas tu?...

Y de que sirve llamar, si no te han llamado es porqué no hay noticia alguna.

Le hubiera gustado, ahora que tendría tiempo, poder hacer un viaje en solitario al lugar desconocido. Un primer encuentro, para después volver con quien quisiera. Pero iban pasando los días. La angustia del no saber le decía que empezara a asumir que quizás todo se quedaría en nada, en una historia vacía. Eso ahora, la desesperaba en silencio. Había tardado mucho en asumirlo, en sentirse preparada, en decidirse y en necesitarlo.... Le aterraba quedarse en las puertas.

Así comenzó el vaivén de llamadas:


ring ring...no responden
ring ring ring... comunican
ring ring ring ring... la hermana ha salido
ring ring ring ring ring....el teléfono se ha quedado pegado a una temblorosa mano...



En secreto a veces, le consolaba el recuerdo de un olor, el recuerdo de una sensación indescriptible.

7 guiños:

Carome dijo...

El tiempo no existe, la prueba es que para cada persona es una sensación diferente, e incluso para la misma persona en determinados momentos y bajo diferentes circunstancias puede ser cosas totalmente diferente.

En este caso, se sufre.

Inuit dijo...

Existe el permanente y continuo cambio y la impermanencia de todo...
pero las sensaciones ,los olores, ummmmmm ,magnifican el que fue,lo que pudo haber sido y lo que quisimos que fuera.

Este tiempo efímero del encuentro, este tiempo eterno de la ausencia.

¡Qué bonito tu descripción de Inuit!, blog bilingüe. Muchas gracias.

Nima dijo...

ya has hecho lo mas importante: afrontar, queda lo mas difícil: esperar.
Animos.. y muchos muchos besos

Nima dijo...

ya has hecho lo mas importante: afrontar, queda lo mas difícil: esperar.
Animos.. y muchos muchos besos

Anónimo dijo...

Ahora que te leo entiendo muchas cosas. Solo te puedo decir que aquí me tienes, ya lo sabes.
Besos, besos y más besos. Corazón.

VENUS dijo...

Verdad que es insoportable la espera? Yo llevo 5 años esperando y no llega. Y como tú, tampoco sé como será físicamente, pero la emoción que nos invadirá a ti y a mi cuando lo veamos y sepamos que es esa persona, será la mejor recompensa de la espera.

Abril dijo...

aunque escribo para mi, cuando entro y veo vuestros comentarios, empezaria a repartir besos y abrazos (abrazos a lo Venus, jeje)

gracias por el apoyo!

muacks...