miércoles, 6 de febrero de 2008

Iris no cree en el jamás!



Iris se levanta despeinada, cubriendo su pequeño y gracioso cuerpo con solo una camiseta, que le viene tres tallas grandes. Se dirige a la cocina a por su café, creyendo que eso le va a abrir los ojos. Enciende el cd, con esa música que mueve su cuerpo sin que ella lo pueda controlar. Y empieza a bailar. Primero discretamente mientras camina por la casa. Solo mueve los pies y la cadera (o mejor dicho su culete respingón). Con el café en la mano se sienta el sofá sin dejar de moverse. Pero no lo puede evitar, se levanta, sube el volumen, y descalza como va se sube al sofá. Mueve los brazos a ritmo de coreografía, y hace de la cuchara su preciado micro. Cierra los ojos y canta (grita)….y su inexistente público la aclama a viva voz. Los vecinos están hartos ya.
Es la forma que tiene ella de animarse. Necesita reencontrar su chispa, necesita bailar. Iris a veces es inocente, a veces impulsiva, y a veces asustadiza. Vive en su mundo de sueños. Hoy sueña en ir a pasear por la playa, cree que eso la va hacer sentir mejor. Piensa que el aire del mar le limpiará la cara, al mismo tiempo que se llevará sus males. Iris no soporta hacer daño a los que quiere, y eso es algo que no puede evitar.
Pero hoy Iris no quiere pensar en eso, quiere hacer la paz con ella misma, y lo hace al ritmo del compás, se descontrola, se deja poseer por la música que entra en su interior, la mueve a su voluntad… Ella se sienta encantada de que sea así, hay canciones que le suben el ánimo, a veces simplemente porque son pegadizas.

Hoy voy a levantarme
y no voy a resignar
mi corazón
a ser lo que quise y no pude
no lo voy aceptar.
Hoy voy a buscar estar mejor
la vida tiene solución
aquí no hay nada imposible
No creo en el jamás....


Sin música la vida seria un error

5 guiños:

Carome dijo...

Siempre de pie, sentados los culos engordan

Gilda dijo...

Qué curioso, parece que esa tal iris y yo nos hemos puesto de acuerdo. Me puede explicar alguien como hoy en pleno corazón de Bellaterra junto al oceano de coches de la AP 7 en plena hora punta, yo olia a mar?. Era un olor intenso, muy denso y real, tanto que me ha faltado un tris para preguntarle a una conocida si ella olía también a mar como yo.

Ha sido tan grato.

Me siento muy cerca de ti, Abril, y sigo sorprendiendome mucho cuando me dio cuenta a posteriori....

Me gusta Gilda por una frase mítica: si fuera un rancho, me llamarían tierra de nadie. Y siempre me he sentido tierra de ningún intruso, empiezas a fastidiarme el invento!!!!!!!!!!!

Abril dijo...

Gilda me encanta cuando apareces de la nada para recordarme el fondo de Abril....;) Quizás en bellaterra hay un charco de agua salada?????!!!

Carome, me ha encantado la frase, la pondré delante de mi ordenador.

Inuit dijo...

Sin la música no podríamos volar por el ámbito de las vibraciones,las ondas sonoras sanan emociones.Podemos recordar épocas e incluso momentos por las canciones que se escuchaban en la radio ,en la tele,en la discotecas..... .Hay canciones que encierran toda una vida.

Ligeia dijo...

Me falta por saber cual música o qué sonido sería Abril ;)