sábado, 28 de junio de 2008

Retales de su vida




Estaba tumbada en un sofá que no era el suyo, muy cómoda y medio dormida. Eran las 5 de la tarde de un día festivo en su ciudad, ideal para una buena siesta. Solo pensaba en relajarse. Quería disfrutar de ese momento en el que te dejas llevar por la pesadez mientras van cesando los ruidos. Sin embargo un “pip”, que anunciaba la llegada de un sms, le hizo abrir un ojo. Sin más esfuerzo que el de extender un brazo, alcanzó el móvil para ver de qué se trataba. A la primera lectura no entendió nada, o no quiso entender… Se incorporó y volvió a leer. Y por fin una tercera vez la ayudó a hacer creíble lo que leía:
“ya tengo algunos retales del tejido de tu vida, solo unos cuantos, NO TODOS (…..), he hecho lo que he podido, ahora te toca a ti. Creo que hay algo de ELLA en ti, mírate sin negación y la sentirás”


El mensaje provenía de una de sus compañeras de ese agridulce viaje, una de sus necesitadas mediadoras.

Hacía ya un par de meses del mail enviado por N. a esa mujer que entre sus recuerdos, podía tener alguno de la madre de Abril. No se había obtenido respuesta alguna, así que la misma Abril pidió a G. que intentara contactar con esa mujer mediante el número que C. había encontrado. Y así se hizo….. G.llamó, G.la encontró, G.habló con ella, G. tenía novedades….y G., sin esperar a poder verla, se lo anunció…

Ahora Abril debía prepararse para decidir qué saber y qué no. Prepararse para tener la necesidad de parar la búsqueda cuando sintiera que ya tenía suficiente. Prepararse para ir tejiendo, con esos retales, el vestido de su vida.

6 guiños:

Inuit dijo...

Buscar trozos de propio vestido puede ser tremendamente duro y a la vez reconfortante, porque los pedazos que no están en tu piel son graves carencias que, ojalá sean lo suficiente buenos. Que los encuentres para reparar el tiempo,el dolor,la ausencia.Que tu vestido brille más que las estrellas.
Inuits

Abril dijo...

le pondremos lentejuelas al vestido, inuit! jajajaja

gracias

BORJA F. CAAMAÑO dijo...

En ocasiones es peligroso indagar en las entrañas del pasado; podrías dar con algo especialmente visceral y cubierto de flujos hediondos... espero que no sea el caso.

Un guiño desde el Otro Lado.

Lau dijo...

vestido de lentejuelas brillantes... si supieras lo que he leido al principio :-S
vestido de LENTEJAS brillantes.. jajaj pues nada, yo pensando "qque brillen, que brillen; asi si tienes hambre también te las comes"

Un post genial

besos!

Abril dijo...

borja, puede q si sea el caso, o no...pero hay quien prefiere la verdad, aunque no guste, que seguir imaginando o preguntando..

lau... buscaré purpurina comestible para ponersela a las lentejas y hacer con ellas ese vestido tan especial, jajajaja... así seguro q es especial!!

gracias por vuestros comentarios

Brenda dijo...

¿Como que parar la búsqueda cuando quieras?

Tu eres unan persona llena de curiosidad.

Recuerda que la verdad es la luz de la vida y cuanto más luz, mejor.

Suerte, Abril, y que seas fuerte.

Brenda