viernes, 9 de mayo de 2008

Instantes previos

Sigue pasando el tiempo, y aunque llueva hoy, Abril quiere avanzar. No es un día triste, a pesar de que la lluvia siempre se lo ha parecido un poco. Es un día sosegado. Es hora de coger el teléfono y volver a llamar a la hermana de los milagros. Antes pero, se toma su tiempo para pensar en estos momentos. Le gusta reflexionar tranquilamente sobre toda la búsqueda, la gente que la apoya, el porqué de esa necesidad, de ese vacío. Le gusta saber lo que va aprendiendo de sí misma, lo que va aceptando, y todo lo que la aproxima a su madre desconocida. De momento ha descubierto a quien le gustaría tener a su lado en esto. A veces tiene la sensación que se acelera y necesita poner el freno de mano a su motor, para poder asumir cada información. Otras en cambio, siente que el motor se ha parado, no oye ni su ruido, ni siquiera está caliente. Hoy, mientras sigue lloviendo, lo va a volver a encender.
Solo de pensar en volver a ponerlo en marcha, el corazón de Abril se encoje, se emociona, tiemblan sus manos, sus ojos se humedecen, y necesita agarrarse a algo que se deje apretar. Coge la almohada que está más cerca, y sentada en ese sofá con sus piernas cruzadas, la abraza fuerte con todo su cuerpo. Esconde su cara en el oportuno cojín. Son solo unos instantes, sabe que mañana pasará. Pero todo tiene que seguir, caminar, avanzar…algún sitio llegará. Todo esto pasa, simplemente, por saber que después llamará. Se incorpora, coge aire, mira su móvil, sonríe… y llama. Como siempre, la fantasmagórica hermana…no está.

5 guiños:

Lila dijo...

Paciencia!!!
y enhorabuena por la nueva habitacion, seguro te va a llenar de nuevos y buenos momentos!
Disfrutalo

Petonets
Lila

Montse dijo...

HOlaaa Abril...
No te desesperes,ten paciencia. Emocionate, desesperate y a la vez murmulla a la tristeza.

No te dejes influir por la soledad, por los recuerdos y por como es el motor que timbla al volverlo a encender.

A veces necesitamos mas tiempo, para poder asumir que podemos volver a encender aquel motor que algunos apagaron o que sigui apagado por culpa de abujeros que no lo dejan reparar..

Un besito muy grande.
Y deja q el tiempo haga el arranque que necesita.

Uili Foc dijo...

Abril, no dejes de llamar, ni de seguir volando. Quisiera ser odiado por decir que creo que se como eres. Agarra a ese "quien" que quieres a tu lado, fuerte, no lo sueltes, vivelo -ya sabes que hay mas de uno,como yo, que se dejaria hacerlo-, que la lluvia no lo pase entre tus dedos. Cuando lo tengas, llama, no lo pienses, como haga falta. Se que eres valiente, sabes que lo se. Consiguelo. Lo quieres verdad? Quieres conseguir que esa llamada funcione. Consiguelo, si lo quieres lo conseguiras, como siempre.
Para cuando no se pueda, aqui me vas a encontrar, detras del teclado, para lo que se necesite. Y delante de ti, si se tercia, para todo lo que no se necesite, pero haga falta.

Abril, vuela.

Ligeia dijo...

La lluvia descarga. El agua tiene que limpiar y arrastrar cosas. Será por que no era el día adecuado. Insiste. Y paciencia.

¡Un beso enorme!

Carome dijo...

Aceleras y frenas, subes y bajas...

Eso sólo significa que estás VIVA.

Un beso