domingo, 21 de septiembre de 2008

De tiempos importantes

Estamos en periodo de sentar bases, aquellas que deben ser sólidas, fuertes y claras. En las que todo se debe poner encima de la mesa para conseguir adaptarlo todo bien, con naturalidad, ilusión, comprensión y cariño.

Esas son las cuatro patas de una mesa, a las que no se les permite más que cojear y de una en una, porque si lo hace de golpe, la mesa se hunde. Encima de la mesa aun no hay nada, pero está previsto poner cosas, de eso sirven las mesas.

Este es el momento de ponerlo todo, de tener paciencia, de saber qué es lo que hay, y lo que no. De dar un tiempo, y de adaptarnos todos a los cambios.

Estamos en periodo delicado, peligroso, en el que los miedos y el cansancio surgen de la nada y enturbia una realidad.

Este es el momento de tener cuidado para no dar marcha atrás. Precisamente por la importancia, los pasos uno a uno y no nos olvidemos de mirar adelante, recordando lo avanzado, lo que hay detrás.

5 guiños:

Carome dijo...

La base es lo importante. Mucho del resto sólo es decoración. Paciencia

Muack

Abril dijo...

de eso se trata... de hacer buenas bases ;)

hombrepez dijo...

Mucha filosofía condensada en lo que hoy escribes....

Qué no te puedan los miedos ni el cansancio.

Un saludo

Not dijo...

Qué interpretablemente ambigua, o bivalente entrada. Yo tiraría por lo profesional.

¿Has estado en Ikea últimamente?

Dicen que se enriquecen especialmente en épocas de crisis.

Abril dijo...

Cada uno que lo interprete como quiera, ahí está a libertad

;)