martes, 6 de enero de 2009

Ciao

Ya pasó. Ha quedado atrás, y arrugado y viejo se ha ido. Lleno de recuerdos, de momentos, de gustos, olores y colores. No puedo decir que me haya tratado mal, no. Me ha regalado una parte más de lo que soy ahora. Sin embargo no diré que ha pasado como uno más. Ha sido especial, diferente, intenso, agotador, lleno de decisiones importantes, cambios y puertas grandes abiertas. 

Estoy segura de que lo recordaré.

Y en este paso del morir y el nacer, se tiende a los nuevos propósitos que se quedarán por hacer, y es por eso que yo solo me propongo seguir con el camino empezado.

8 guiños:

Carome dijo...

Bueno o malo, ya nunca volverá. Muack

mas de mi que de... lirio dijo...

"solo" no es poco pues seguir tiene lo suyo.
Besos desde mi alma.

Rebeca dijo...

Cualquier experiencia nunca se convierte en nada, ni se olvida, se queda ahí, cambiándonos y marcandonos, para seguir el camino de otra manera, aunque el cambio sea muy sútil.

Alberto López Cordero dijo...

A veces comenzar de nuevo puede ser algo beneficioso, siempre cuando el cambio sea para mejorar.

Elle .* dijo...

Es hermoso conservar los momentos buenos & recordarlos con cierto goce, pero mejor es seguir mirando el horizonte.
Buenisimo escrito!

Elle .* dijo...

Desde hoy te sigo!

Abril dijo...

Elle, gracias y bienvenida a mi casita ;)

Alberto, siempre intentamos mejorar un poco.

Rebeca, de todo se aprende, y aprender es crecer.

Lirio, tienes razón, seguir tiene lo suyo, jajaja

Carome, mejor así, veremos que cosas únicas nos deparan estos 12 meses ;)

Gracias a todos por estar aqui

Ligeia dijo...

Sí, y siempre un camino por delante.

Un beso enorme.